lunes, 16 de diciembre de 2013

El Regimiento "Farnesio" en el siglo XIX


En la mañana de hoy, 16 de diciembre, nuestro amigo el periodista Carlos Molero  ha impartido una conferencia en el salón de actos del Regimiento Farnesio, en la Base militar "El Empecinado", próxima a Valladolid, titulada  "Regimiento Farnesio, siglo XIX", a la que han asistido todos los efectivos de la Unidad. En la consola que sigue están recogidas todas las diapositivas con las que el conferenciante ha ilustrando su alocución. Más abajo hemos insertado el audio de la misma que hemos grabado aparte.

Ha sido una interesante lección, no solo de la trayectoria del Regimiento durante el siglo XIX, sino también, y como trasfondo, de la historia de España durante ese periodo.

Carlos Molero se ha especializado en la Historia de este Regimiento, que es el más antiguo del Arma de Caballería de nuestro Ejército, y uno de los más antiguos de Europa; pocos conocen como él las vicisitudes de esta unidad militar, a la que ya ha dedicado dos libros y un sinfín de charlas y artículos.



domingo, 15 de diciembre de 2013

LECCIÓN DE HUMANIDAD ENTRE SOLDADOS EN LA NAVIDAD DE 1943

                                                                                                         Mercedes Pordomingo
                                                                                                    Alférez Reservista Voluntario


El 20 de diciembre de 1943, despegaba del campo de aviación RAF Kimbolton (Inglaterra) el bombardero B-17, llamado Ye Olde Pub, de la United States Air Force (USAF) con la misión de bombardear una fábrica de aviones en Bremen (Alemania). La tripulación de la aeronave estaba compuesta por Bertrand O.Coulombe, Alex Yelesanko, Richard A. Pechout, Lloyd H. Jennings, Hugh S. Eckenrode, Samuel W. Blackford, Spencer G. Lucas, Albert Sadok, Robert M. Andrews y al frente de todos ellos el joven teniente Charles L. Brown.



                            Tripulación del Ye Olde Pub

Consiguieron realizar la misión pero a un alto precio… el artillero de cola había muerto y 6 tripulantes más estaban heridos, el morro estaba dañado, dos motores fueron alcanzados y de los dos restantes sólo uno tenía suficiente potencia, el fuselaje estaba seriamente dañado por los impactos de las batería antiaéreas y los cazas alemanes, incluso el piloto Charlie Brown llegó a perder la consciencia momentáneamente. Cuando Charlie despertó consiguió estabilizar el avión y ordenó que se atendiese a los heridos.

Cuando pensaba que bastante tendrían con mantener la aeronave en el aire, llegó lo peor… un caza alemán en la cola. Todos pensaron que ya había llegado su momento, pero el caza en lugar de disparar se puso en paralelo del bombardero. Charlie giró la cabeza y vio cómo el piloto alemán le hacia gestos con las manos. Así se mantuvo durante unos instantes, hasta que el teniente ordenó a uno de sus hombres subir a la torreta de la ametralladora… pero antes de poder cumplir la orden, el alemán miró a los ojos a Charlie le hizo un gesto con la mano y se marchó. A duras penas, y tras recorrer 250 millas, Ye Olde Pub consiguió aterrizar en Norfolk (Inglaterra). Charlie contó a sus superiores lo ocurrido pero éstos decidieron ocultar aquel acto de humanidad. Pero el teniente no lo olvidó… ¿Por qué no los había derribado?
 



En 1987, 44 años después de aquel suceso, Charie comenzó a buscar al hombre que les había perdonado la vida a pesar de no saber nada de él y, mucho menos, si todavía estaba vivo. Puso un anuncio en una publicación de pilotos de combate:

Estoy buscando el hombre que me salvó la vida el 20 de diciembre de 1943.
Desde Vancouver (Canadá), alguien se puso en contacto con él… era Franz Stigler. Después de cruzar varias cartas y llamadas de teléfono, en 1990 lograron reunirse.

Fue como encontrarse con un hermano que no veías desde hace 40 años
Tras varios abrazos y alguna que otra lágrima, Chrarlie le preguntó a Franz: ¿Por qué no nos derribaste?

Franz le explicó que cuando se puso en su cola y los tenía en el punto de mira para disparar, sólo vio una avión que a duras penas se mantenía en el aire, sin defensas y con la tripulación malherida… no había ningún honor en derribar aquella aeronave, era como abatir a un paracaidista. Franz había servido en África a las órdenes del teniente Gustav Roedel, un caballero del aire, que les inculcó la idea de que para sobrevivir moralmente a una guerra se debía combatir con honor y humanidad; de no ser así, no serían capaces de vivir consigo mismos el resto de sus días. Aquel código no escrito les salvó la vida. Trató de guiarlos para sacarlos de allí, pero tuvo que desistir cuando se acercaban a una torre de control alemana; si hubiesen descubierto a Franz habría supuesto la pena de muerte.

Durante varios años compartieron sus vidas y en 2008, con seis meses de diferencia, fallecieron de sendos ataques al corazón. Franz Stigler tenía 92 años y Charlie Brown 87.



       Brown y Stigler con un cuadro de la reconstrucción

viernes, 22 de noviembre de 2013

LOS PRIMEROS PASOS DEL CARRO DE COMBATE ( I PARTE)

                                                                      Mercedes Pordomingo
                                                            Alférez Reservista Voluntaria


Dentro de la cultura occidental, los primeros antecedentes del carro los encontramos en las esculturas de Nínive y Persépolis, así como en las pinturas de las tumbas egipcias. Eran máquinas de guerra, Homero en la Iliada hace referencia a los carros en los que combatían los mejores guerreros. Darío el Grande, utilizó con éxito el carro en la famosa batalla de las Arbelas.



Los troyanos fueron los primeros en utilizar carros de cuatro ruedas. Los Escitas, los construían de seis y el rey bretón Casibelauno, contaba con la respetable cifra de 4000 carros de combate en su ejército. La cultura Romana perfeccionó más aún los carros. En los juegos públicos se utilizaba frecuentemente el "currus", especie de plataforma en forma de concha abierta por detrás, que transportaba a una o dos personas. Las "bigas" tiradas por dos caballos; las "trigas" por tres y las famosas "cuádrigas", por cuatro.

 Las cuádrigas, tiradas por un tronco de cuatro caballos y manejadas por hábiles guerreros provistos de armas blancas, atacaban y se defendían del enemigo, mientras los caballos férreamente dirigidos, se movían de un lado a otro del campo de batalla. No deja de ser curioso que a estas alturas del siglo XXI, aún hoy denominamos a los vehículos blindados militares, "carros de combate".



En la oscura Edad Media, no hubo grandes avances en el tema que nos ocupa, aunque nuevamente se utilizó el carro y sus variantes con fines militares. Las famosas catapultas que lanzaban a gran distancia "el fuego griego"; pequeños carros manejados por uno o dos guerreros, sin tiro animal, semiblindados por grandes escudos y densamente dotados de superficies y bordes cortantes; los carros ariete, utilizados para derribar puertas y muros; los carros ballesta al estilo de "los órganos de Stalin", que lanzaban varias flechas a la vez, etc.


 A principios del siglo XI, el arquero Alberto de Itimiano, invento la carroza, "el carroccio", que así se llamaba, era un vehículo militar de carácter sagrado y de enorme tamaño. Arrastrado por 24 caballos, de dos ejes y cuatro ruedas, tenía el tamaños de una casa de dos alturas. Estaba totalmente acorazado, contaba con una torre central que solía ir precedida de una imagen de Cristo o una cruz de dos o más metros y contaba con un altar. La dotación normal no bajaba de 50 personas, los arqueros encargados de la defensa, 12 o más trompetas que no paraban de sonar en todo el combate, conductores, etc. Realmente debía resultar pavorosa para el enemigo la aparición de aquel artefacto.



Durante el siglo XVI se emplearon algunos ejemplos de carros acorazados. Los escoceses utilizaban un carro de este tipo, acorazado con placas de acero y latón, y con 8 hombres a bordo que portaban armas de fuego, como cañones ligeros. El carro era empujado por un animal desde la parte trasera. El animal y las personas que lo controlaban, iban protegidos por el carro en su avance. También los ingleses utilizaron este carro conocido como cangrejo, de similar concepción al de los escoceses y un cañón montado en un cono en la parte delantera.

En 1855, el británico J. Cowan obtuvo una patente sobre un carro de combate impulsado por vapor.

En 1877 en la batalla de Plevna, el fuego de los Winchesters turcos era tan terrible y mortal que para ser vencido se habían de encontrar nuevos métodos de combate y nuevas armas. El coronel inglés Brackenbury publicó una tesis defendiendo que solo acercando los cañones lo máximo posible a los tiradores podrían aniquilarlos ; para ello se les habría de proteger con planchas de sobre ruedas". Este coronel afirmaba que la adopción de una armadura defensiva para la artillería podría ser una fuerza capaz de modificar las condiciones del campo de batalla.

Ésta era la idea fundamental, un cañón en movimiento, acompañando a la infantería y con sus servidores a cubierto de las descargas de la fusilería.

A los Winchesters de Plevna le sucedieron las "Maxim","Lewis", Scharziose,Broownig, etc y en 1914, cada ofensiva alemana o aliada degeneraba en una cantidad ingente de muertos y heridos. Fue en este preciso momento cuando alguien desenterró la idea del "cañón blindado."

miércoles, 13 de noviembre de 2013

De maniobras con Farnesio en Renedo-Cabezón

Por Carlos Molero,
periodista y lancero de honor de Farnesio

29 y 30 de Octubre de 1013

A finales de octubre, el Regimiento de Caballería de Reconocimiento “Farnesio” 12 desarrolló un ejercicio táctico en el Campo Nacional de Tiro y Maniobras de Renedo-Cabezón, a las afueras de Valladolid. Se trataba de poner al día procedimientos que se aplican habitualmente en operaciones en el exterior, entrenar en la ejecución de movimientos y combate convencional y reforzar la cohesión de la más veterana unidad de la Caballería española.


Las maniobras estuvieron divididas en dos fases, la matutina con una marcha a pie, con equipo de combate, por los alrededores de la Base Militar El Empecinado, seguida –tras el rancho- por un tema táctico ambientado en un conflicto internacional que contemplaba la disgregación de un país en varios Estados independientes, con diferencias raciales y religiosas, y la intervención de grupos insurgentes y terroristas con la amenaza, de fondo, de armas tóxicas.

Constituidos en partidas, los tres escuadrones de reconocimiento del Regimiento “Farnesio” tuvieron que hacer frente durante más de doce horas a todo tipo de incidencias que, desde el Centro de Operaciones Tácticas (TOC), iba planteando la dirección del ejercicio. Si en un principio, el ejercicio contemplaba una maniobra tradicional de protección de flanco de una división aliada para empujar a un enemigo convencional más allá de unas líneas preestablecidas, con el paso del tiempo las fuerzas regulares fueron dejando paso a grupos insurgentes, artefactos explosivos improvisados, grupos terroristas y población civil susceptible de apoyar a la insurgencia.


A lo largo del campo de maniobras, las distintas patrullas del Regimiento fueron instalando check-points, en ocasiones apoyados por puntos de observación que ocupaban los tiradores de precisión con sus fusiles Accuracy de 7,62 milímetros, y Barrett de 12,7 milímetros, a los que se unían los vehículos acorazados con que cuenta en plantilla el Farnesio: carros de combate Leopardo, Vehículos de Exploración de Caballería VEC y Transportes Oruga Acorazados M-113. 

Estas maniobras permitieron además hacer uso de los últimos vehículos con que han sido equipados los tres escuadrones del Regimiento, los de Alta Movilidad Táctica VAMTAC de las secciones de Vigilancia, unidades de reconocimiento sigiloso que, de manera habitual, desplegarán a vanguardia de los escuadrones para proporcionar información sobre el campo de batalla.


El punto final del ejercicio, en plena y heladora madrugada vallisoletana, consistió en un asalto a una supuesta fábrica de productos químicos en la que se suponía que insurgentes se encontraban destruyendo pruebas que demostraban la existencia de armas tóxicas. Tomando como escenario la zona disponible para realizar combate urbano de la Base Militar El Empecinado, el asalto a las instalaciones fue ejecutado por un pelotón de fusileros a pie apoyados por dos Vehículos de Exploración de Caballería, mientras que cuatro carros de combate Leopardo, con sus medios de visión nocturna y su potente cañón de 120 milímetros cerraban el perímetro de seguridad durante el avance, que fue interrumpido en varias ocasiones por enfrentamientos con armamento ligero entre los equipos de asalto y los guerrilleros que defendían la fábrica.



Galería fotográfica

jueves, 24 de octubre de 2013

LOS GRUPOS DE CABALLERÍA DE RECONOCIMIENTO: GRECOS

Mercedes Pordomingo,
Alférez de la RESVOL

Fruto del nuevo marco operativo y del papel que le corresponde, sobre todo en las misiones del exterior, el mando ha determinado que las Brigadas dispongan orgánicamente de una unidad ágil, rápida y flexible de Caballería, capaz de asumir las misiones de reconocimiento y de seguridad: los GRECO (Grupo de Caballería de Reconocimiento).

La Caballería, en su concepto actual, prescinde de los cometidos propios de las unidades pesadas de combate, especializándose en las misiones que tradicionalmente han correspondido a la Caballería Ligera, conseguir información y dar seguridad, «recuperando el papel que la historia le ha tenido reservado desde la aparición de los primeros Ejércitos».

El GRECO llega para cubrir unas necesidades concretas, el aportar las ventajas, que para labores de exploración y reconocimiento, tienen los elementos de Caballería. El Grupo de Reconocimiento de Caballería "Santiago" VII  se las va a brindar a la Brigada de Infantería Ligera (BRILAT) "Galicia" VII en la que se ha integrado; y el GRECO "Reyes Católicos" II a la Brigada de la Legión (BRILEG). Las dos únicas unidades de Caballería que pertenecen a Fuerzas Ligeras.


"Del pasado honor, del presente orgullo" es el lema que representa el espíritu de trabajo de la unidad de combate más joven de España, el Grupo de Caballería de Reconocimiento "Santiago" VII.

 Este grupo creado el 1 de enero de 2010 y que ostenta en su emblema el lema "Pes meus stetit in directo" está asentada en la Base del "Empecinado" de Santovenia de Pisuerga en Valladolid, bastante alejado de la sede de la BRILAT en Pontevedra, una ubicación que no es incómoda para una Unidad de Caballería que opera habitualmente en amplios frentes y alejada del grueso de sus tropas. Para su organización se tomaron efectivos y materiales de otras dos unidades, del Grupo de Caballería Ligero Acorazado I/9 "Cazadores de Tetuán" encuadrado en el extinguido RCLAC "Numancia" 9 y otro del GMZ II/12 "Lanceros del Santiago" del RCRECO "Farnesio" nº12.

En palabras de su jefe el Teniente Coronel D.Juan Bustamante, es misión fundamental del Grupo "Santiago"el demostrar mediante una "brillante ostentación de energía", que la Brigada cuenta con un enorme potencial de fuego, de coraza, de reconocimiento, y, sobre todo, de espíritu jinete, para marchar hacia delante con arrojo.




El Grupo de Caballería de Reconocimiento "Reyes Católicos" de la Brigada de la Legión combina el espíritu jinete propio del Arma con la acometividad singular de la Legión.





Desde su creación en 1920, la Legión española ha contado en varios momentos de su existencia con unidades de Caballeria.

El 1 de Mayo de 1925 se crea el Escuadrón de Lanceros del Tercio que tomó como guión distintivo el que tomaron los Reyes Católicos en la toma de Granada.En 1933 se decretó su disolución, pero en 1958 la Caballería volvió a la Legión con la creación de dos grupos ligeros blindados dentro de los Tercios saharianos dependientes respectivamente del Tercio D. Juan de Austria 3º de la Legión (El Aaiun) y del Tercio Alejandro Farnesio, 4º de la Legión (Villa Cisneros).

La reorganización del Ejército de Tierra emprendida en el año 2006 abre de nuevo las puertas de la Legión al Arma de Caballería, con la creación del Grupo de Caballería de Reconocimiento "Reyes Católicos" II de la Legión, con sede en el Acuartelamiento "General Gabeiras" en Ronda.

El "Reyes Católicos" proporciona a la Brigada la información precisa en tiempo y espacio para ejecutar la maniobra. Su elevada movilidad, propia de la Caballería, y su potencia de fuego le hace especialmente apto para el reconocimiento sigiloso y en profundidad.
Su forma de combatir se cimenta en "El Credo Legionario" y en el espíritu jinete,y ambos marcan el camino por el que discurre el día a día de estos jinetes legionarios.


  


       

miércoles, 23 de octubre de 2013

"Suoni la tromba, e intrepido"

Por Carlos Molero,
periodista y lancero de honor de Farnesio

Uno de los momentos destacados en cualquier acto militar es la revista a la fuerza que rinde honores por parte de la autoridad que preside la parada, revista que se acompaña siempre de alguna pieza musical específica para ello. Destaca, por ejemplo, la magnífica marcha "El viejo almirante", compuesta por Francisco Grau Vergara, y que se interpreta exclusivamente cuando es Su Majestad el Rey quien pasa revista. Es más habitual escuchar el pasodoble "El abanico", compuesto por Alfredo Javaloyes López en 1910.


En el Regimiento "Farnesio", si la banda de guerra es la encargada de dar música a la revista, se interpreta una variación de uno de los duetos de ópera más célebres de la Historia, obra de Vincenzo Bellini y que lleva por título "Suoni la tromba, e intrepido", dentro de la ópera "I puritani".


La letra, dotada de un gran ardor patriótico, se convirtió en un gran éxito al día siguiente mismo de su estreno en París el 25 de enero de 1835. Dice así:

Suoni la tromba e intrepido
io pugnerò da forte: 
bello è affrontar la morte gridando libertà. 
Amor di patria impavido 
mieta i sanguigni allori, 
poi terga i bei sudori 
e i pianti la pietà. 
ALL'ARMI! Sia voce di terror 
Patria, vittoria e onor! 

Suena la trompeta
para los fuertes y los valientes
la muerte de bello rostro está gritando libertad. 
Amor a la patria 
a los laureles de la sangre, 
al sudor de los viejos tiempos 
y a la piedad de las lágrimas. ¡A las armas!
 Es la voz del voz del terror 
¡ Patria,victoria y honor !

En otras partes del mundo, podemos localizar bandas militares que interpretan arreglos musicales de piezas clásicas. Así por ejemplo, la Escuela Naval de Chile tiene como marcha de desfile "Los nibelungos", compuesta sobre variaciones de la ópera de Wagner. O la marcha militar de "Las bodas de Fígaro", de Mozart, que es utilizada por el batallón Coldstream de la Guardia Real británica cuando desfila a paso lento.


viernes, 11 de octubre de 2013

El Regimiento Farnesio, anfitrión en la entrega de un boceto del pintor Ferrer-Dalmau


En la Base Militar “El Empecinado” el pasado martes, 8 de octubre, el pintor Augusto Ferrer-Dalmau hizo entrega de uno de los bocetos que ha pintado tras su despliegue con las tropas españolas en Afganistán en agosto de 2012.

En concreto, se trata de un boceto al óleo que nos presenta al subteniente Ángel Ortega, del Regimiento de Transmisiones nº 22, que se encontraba desplegado en Afganistán en uno de los equipos de cooperación cívico-militar CIMIC, y con quien el pintor catalán coincidió en uno de sus desplazamientos en zona de operaciones. El propio Ortega acudió a la entrega del boceto, pues lo ha cedido para ser expuesto en la sala de honor del Regimiento de Transmisiones 22, cuyo coronel, Joaquín Salas, también estuvo presente en el acto de entrega.

El acto fue presidido por el general jefe de la Jefatura de Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Asistencia Técnica del Cuartel General del Ejército, José Manuel Roldán, junto con el comandante militar de Valladolid y Palencia, general Aurelio Quintanilla.

Tras la entrega del boceto, el coronel jefe del Regimiento de Caballería “Farnesio”, Fernando de Prat, mostró a los invitados la sala de estandartes del Regimiento, donde además de la Enseña Nacional –donada por los veteranos del Regimiento en el año 2011-, se custodia la charosca, regalo del zar Nicolás II al Regimiento tras su nombramiento como coronel honorario en 1908.

La visita continuó en la sala histórica del Regimiento, donde los generales Roldán y Quintanilla, junto con el resto de invitados, pudieron acercarse a la historia del Regimiento Farnesio, el más antiguo de la Caballería española, y hoy por hoy, probablemente el regimiento de Caballería en activo más antiguo del mundo.

Carlos Molero,
periodista y lancero de honor de Farnesio

Álbum fotográfico

martes, 24 de septiembre de 2013

Cruce del río Pisuerga en Cabezón (septiembre de 2013)

 
Hace unos días, el Regimiento Farnesio, dentro de su plan anual de instrucción, ejecutó el paso a pie de un curso de agua, dada la cercanía de la Base Militar "El Empecinado" con la localidad de Cabezón de Pisuerga, en la que puede aprovecharse la playa fluvial sobre el río Pisuerga para este tipo de prácticas. Agentes de la Guardia Civil, del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, estuvieron pendientes en todo momento del correcto desarrollo del ejercicio. Las fotos, magníficas como siempre, son del gran Javier Lazagabaster.
















Carlos Molero,
periodista

viernes, 26 de julio de 2013

" ¡ SANTIAGO Y CIERRA, ESPAÑA !"

                                                                         Mercedes Pordomingo
                                                                         Alférez de la RESVOL  

El día 25 de Julio, los jinetes de la Caballería española, han hecho resonar en sus patios de armas el grito con el que finaliza su himno “Santiago y cierra, España”, un grito de guerra que desde la Reconquista ha acompañado la formación de nuestra propia identidad nacional.
La Reconquista que avanzó lentamente, tomó a Santiago, el apóstol, como punto de apoyo moral para aunar fuerzas frente a los almohades, y su advocación tomó cuerpo entre los que luchaban en el campo de batalla.
Es en el siglo VIII cuando el apóstol Santiago comenzó a tener un papel relevante en la Península, y ya el Beato de Liébana en su himno “O Dei Verbum” le considera como el patrón de la Hispania y su natural protector.
Alfonso III es el que por primera vez establece un estrecho y explícito vínculo entre la guerra y el apóstol. En el año 893 publica el primer diploma que implora la intercesión del santo para conseguir la victoria sobre los enemigos. A partir de esta época los textos comienzan a dar cuenta de las diversas invocaciones de los reyes y soldados, antes y durante los combates de la Reconquista.
Pocos años después hacia el año 1150-1154, cuando se redactan los votos de Ramiro I se va plasmando y fijando esta invocación. De hecho en este documento apócrifo se cuenta como aparece Santiago al rey Ramiro I durante la batalla de Clavijo, y como se invoca al Santo.

Esta es la primera de todas las invocaciones conocidas al Santiago guerrero que suena en medio de los combates, grito de guerra declinado de varias formas por los diversos cronistas medievales. Rodrigo Jiménez de Rada cuenta además que es la primera de las veces que se invocó de tal forma y que en adelante se siguió haciendo así.
Et tunc, ut fertur, hec inuo atio inoleuit: Deus adiuua, et Santc Jacobe
A través de los textos literarios comprobamos como se produce una lenta evolución desde una sencilla invocación de Santiago durante los combates, a un verdadero grito de guerra que se fija de manera bastante tardía, a finales de los siglos XVI y XVII.
Y es en esa evolución hacia un grito en el combate donde aparece la palabra cierra. Cerrar también significa atacar, acometer, de modo que “Santiago y cierra, España” se conforma como una orden militar en la que invocando a Santiago como protector, se ordena a las tropas españolas el ataque.
Nuestra Caballería al tomar como Patrón al apóstol jinete cuya invocación en defensa de España ha resonado históricamente en los campos de batalla españoles, hizo suyo el grito de auxilio con el que tradicionalmente se le llamaba : ”¡Santiago y cierra, España!”, es decir, cuando llegue la hora de cumplir nuestra misión, defender a España, te volvemos a pedir Santiago que camines con nosotros en vanguardia, protejas nuestra retirada y en el dolor del combate ampares a nuestros jinetes para que nunca desistan de su empeño. 


lunes, 3 de junio de 2013

UNA BANDERA EN EL CORAZÓN DE VALLADOLID

                                                                                               Mercedes Pordomingo,
                                                                                               economista y alférez de la RESVOL

     A las puertas del Campo Grande, icono inmutable de la ciudad del Pisuerga y frente al recuerdo perenne de los laureados Héroes del Alcántara, que desde su posición nos observan firmes en su empeño, los vallisoletanos acudimos a la llamada de nuestras Fuerzas Armadas, que el sábado 1 de junio nos invitaban a acompañarlas en un gesto que ellas, depositarias de ese honor, repiten cada día y en cada cuartel de España, el arriado de nuestra Bandera.

     En el bullicio de una tarde primaveral, antes del ocaso, a las 8 de la tarde formaban en el Paseo principal del Campo Grande varias secciones de fuerzas con guarnición en Valladolid: el GRECO “Santiago” VII, la AALOG 61, nuestros Caballeros Cadetes y la Aviación.

     Al compás de la Banda de Música de la Agrupación Logística 61, las fuerzas se situaron frente al mástil en el que de forma permanente ondea nuestra Bandera, y junto a ellos, los ciudadanos que nos situábamos a su alrededor en un abrazo de reconocimiento y cariño. Tras pasar revista, el General Quintanilla se dispuso a presidir el acto. Y sin más, al compás del Himno Nacional y en primer tiempo de saludo la Bandera fue arriada por un piquete de soldados de la 4 SUIGE que con la sencillez de los grandes gestos la custodió hasta su destino.

     Y en ese gesto quedó plasmada la misión que tiene asignada el Ejército. España entera, todos sus ciudadanos sin ninguna distinción se encuentran representados por un símbolo que nos trasciende, y por eso su custodia es la imagen del amparo que el ejército brinda a todos los españoles. Durante el día la Bandera preside el devenir cotidiano, y al llegar el ocaso, se arria y se custodia en cada uno de los cuarteles de España, y en silencio nos dicen que cuando España duerme sus soldados siguen velando para que VIVAMOS EN PAZ, y esa seguridad nos permita disfrutar de nuestra propia vida.

     Retirada la Bandera, las fuerzas presentes rindieron el homenaje diario a todos los compañeros que no quisieron servir a otra Bandera, no quisieron andar otro camino, no supieron vivir de otra manera. El silencio respetuoso y emocionado de los ciudadanos acompañaron al toque de oración, y los Héroes del Alcántara se sintieron protagonistas y los jinetes hicieron un alto en su infinita marcha, se irguieron en sus monturas y alzaron su voz para decirnos GRACIAS VALLADOLID, nuestro sacrificio y nuestra entrega no fueron en vano y vuestro recuerdo es la mejor y nuestra más preciada recompensa.

     Dicen que esta ha sido la semana de las Fuerzas Armadas más sencilla, austera y sobria, pero esto no es una novedad para nuestros soldados que siempre han asumido esas palabras como una forma de vida de la que se sienten orgullosos y bajo la que sirven con lealtad a todos los españoles.


domingo, 2 de junio de 2013

El Regimiento Farnesio, en la Semana de las Fuerzas Armadas 2013

Carlos Molero,
periodista y lancero de honor de Farnesio

Como nos adelanta nuestro blogero jefe César en su entrada anterior, el Regimiento de Caballería de Reconocmiento "Farnesio" 12 ha tenido una presencia destacada en la exposición estática de material que, con motivo de la semana de las Fuerzas Armadas, ha permanecido abierta al público en la Academia de Caballería de Valladolid.

La principal novedad en esta ocasión ha sido la presentación de los fusiles de precisión Accuracy y Barrett, con los que acaban de ser equipados los tres escuadrones de reconocimiento del Farnesio. Se trata de dos fusiles de los calibres 7,62 mm. y 12,7 mm, con alcances eficaces de 1.000 y 2.000 metros, respectivamente. Junto con sendos ejemplares de estas modernísimas armas, el Regimiento ha mostrado también un uniforme especial de los que emplean en sus misiones los tiradores de precisión, diseñado para mimetizarse con el entorno y dificultar en grado sumo la localización del tirador.



El Regimiento Farnesio ha mostrado además el armamento portátil de reglamento en la Unidad, el fusil de asalto HK-36, de 5,56 mm., y la nueva ametralladora HK-4, del mismo calibre. La exposición se completaba con elementos ópticos, un lanzagranadas de instrucción, raciones de previsión, dotación sanitario de soporte vital, diversas piezas del uniforme, así el guión de mando del Regimiento, y los banderines de los tres escuadrones de reconocimiento (1º, Rojo, 2º, Amarillo y 3º, blanco), y el del Escuadrón de Plana Mayor y Servicios (Azul).

Dentro de la exposición de vehículos militares, el Farnesio ha colaborado con la puesta a disposición del público de uno de los Vehículos de Exploración de Caballería VEC TC-25, en este caso perteneciente al ERECO 1.

Galería fotográfica

Semana de las FF.AA. 2013

domingo, 26 de mayo de 2013

Valladolid y la Semana de las Fuerzas Armadas 2013

Panel informativo en la A. de Caballería
Este año se afronta la celebración de la semana de las Fuerzas Armadas con un presupuesto ridículo, posiblemente similar, o incluso inferior, al que muchas de nuestras aldeas rurales dedican a sus festejos patronales -los fuegos artificiales, la orquestina para el baile en la plaza y el encierro taurino-. Ya no hay desfiles, ni demostraciones y ni siquiera actos castrenses en nuestras calles y plazas... El evento se enfoca este año como unas jornadas de puertas abiertas en algunos establecimientos militares, donde se exhiben paneles explicativos de las diferentes actividades y misiones de nuestros ejércitos, así como se expone material diverso y algunos vehículos estáticos, pues no hay ni un euro para combustible...

En fin, como no hay bien que por mal no venga, me consuelo pensando que de este modo el ciudadano, para entrar en contacto con la vida de nuestras Fuerzas Armadas, está obligado así a esforzarse un poco, a mover el cuerpo, y acercarse a visitar los cuarteles y bases... Es aquello de “si Mahoma no viene a la montaña, la montaña va a Mahoma”. Pero no hagamos de la necesidad virtud, el panorama es desolador. A ver si es cierto que en el 2014, tal y como nos prometen, comenzamos a remontar la crisis y entonces será ya el momento de tomarnos definitivamente en serio el hecho de que nuestro país necesita de unas fuerzas armadas suficientes, bien retribuidas y equipadas; queridas y firmemente trabadas con la sociedad civil -para lo cual es imprescindible que la sociedad las conozca bien-, y se dedique a ellas un porcentaje del PIB similar al de las potencias aliadas de nuestro entorno, con las que tanto nos gusta medirnos...

Pero bueno... no es éste el lugar más indicado para quejas... Hoy hace buen día en Pucela, un solecito primaveral amenizado con algunas nubecillas, y he leído en la prensa que en el Palacio de Capitanía y en la Academia de Caballería hay sendas exposiciones militares abiertas al público... Me tomo un cafelito de buena mañana, me echo al bolsillo la cámara y para allá que voy, dispuesto a plasmar en un montón de píxeles todo lo que allí vea. De este modo quizás, a través de nuestros espacios en la red, podemos hacer llegar a un público más amplio lo que directamente algunos no tienen la oportunidad de contemplar. Es nuestra pequeña contribución a eso que se llama “cultura de defensa”... ¿Para qué iba a servir, sino, una asociación como la nuestra de Veteranos de Farnesio? Para la simple nostalgia no, por favor, para eso está el psicólogo y el Prozac...

Mientras un cabo toma nota de mi DNI en la entrada del palacio de Capitanía General, entablamos una breve conversación. Le explico que yo hice la mili hace ya muchos años en Farnesio. Le digo la fecha y me responde con una sonrisa: “entonces yo no había nacido, ni siquiera estaba en proyecto”... Otros soldados próximos, incluso un oficial, oyen esto y me miran con simpatía y respeto... ¡Poco ha faltado para que me formaran la guardia!

En el patio interior del Palacio han montado la recreación de una “aldea afgana”. Si las auténticas se asemejan a ésta, no cabe duda de que nosotros estamos a años luz de semejante miseria. Esto de la pobreza es pues algo relativo... El atraso y la rudeza de vida de aquellas gentes sería hoy inaguantable para el más atrasado de nuestros pueblos... Comparativamente con ellos somos una sociedad opulenta. Nuestra crisis, además de económica como pertenecientes al “primer mundo”, pienso que es una crisis fundamentalmente de valores: Una crisis moral. Tomo diversas fotos de la “aldea afgana”, desde distintos ángulos, así como de los paneles explicativos, emblemas y unas vistas de las suntuosas escalinatas del Palacio de Capitanía, hoy sede de la Cuarta Subinspección del Ejército y en otros tiempos Palacio Real, donde residió Felipe III en los seis escasos años en que Valladolid fue capital de España. En este palacio nació Felipe IV. Esta plaza vallisoletana de San Pablo, donde está este Palacio, es algo así como la “autopista central” de la historia de España: En ella nacieron dos reyes (Felipe II y Felipe IV) y vivió el hijo del primero y padre del segundo: Felipe III... ¡Ahí es nada!

Estas fotos pueden verse en el panel situado al pie de este artículo.

Seguidamente, para aprovechar la mañana, voy dando un paseito hasta la Academia de Caballería, junto a la Plaza de Zorrilla. Una vez dentro, tras registrar mi DNI y cruzar el amplio patio de armas, presidido por una estatua ecuestre del Tte. Coronel Primo de Rivera, el héroe-jefe del glorioso Regimiento Alcántara, y en un espacio conocido como “el picadero”, denominación que viene de cuando había caballos en la Caballería que, sin duda, tuvo esa función, continúo la tarea de plasmar fotográficamente cuantos más ángulos puedan reflejar los contenidos de la exposición. A la derecha, a la entrada, encuentro con sorpresa y agrado una amplia tienda de campaña con una muestra de material, fotos, emblemas, etc. de nuestro Regimiento Farnesio. Están también representados la Alog 61 y el Grupo de Caballería de Reconocimiento Santiago VII, unidades que comparten con Farnesio alojamiento en la Base Militar “El Empecinado”. En fin... Fotitos por aquí y por allá, que podéis contemplar en la galería que sigue.

Todo este material fotográfico aparece un poco desordenado, espero me disculpéis, es el trabajo de un aficionado -y seguramente de un aficionado malo-. Solamente he pretendido crear un ambiente para entréis virtualmente en él...

Espero que os haya agradado este pequeño trabajo. Otro día más.

Por César G.S.,
Administrador de este blog


Galería fotográfica de la exposición en el Palacio de Capitanía General

Galería fotográfica de la exposición en la Academia de Caballería

sábado, 25 de mayo de 2013

Despedida del Estandarte en la Academia de Caballería

En la mañana de hoy, un soleado sábado 25 de mayo en Valladolid, ha tenido lugar en el Patio de Armas de la Institución el solemne acto de despedida del Estandarte por parte de los alumnos que han culminado su formación y pasan a ser destinados como tenientes y sargentos en diferentes unidades de nuestro Ejército de Tierra.

Los alumnos graduados de esta promoción, 16 caballeros y damas cadetes y 38 caballeros y damas suboficiales, todos luciendo en sus flamantes uniformes las lanzas y sables cruzados y espuelas, emblema del Arma de Caballería, formados en perfecto orden cerrado, recibieron al Estandarte presentando armas mientras sonaba el Himno Nacional.

El ceremonial castrense ha sido el habitual en esta clase de actos, con vivas a España, al Rey y al Ejército e imposición de condecoraciones diversas a varios militares que se han hecho merecedores de ellas. Asimismo se ha hecho entrega a los caballeros y damas alumnos de una bandera de percha.

El acto ha estado presidido por el Director de la Academia, Excmo. Sr. General de Brigada D. Andrés Chapa Huidobro, contando con la presencia de diversas autoridades civiles y militares.

Culminaron los actos con una ofrenda y el recuerdo a aquellos que dieron su vida por la Patria, con una cerrada descarga de fusilería.

El General Director pronunció una alocución, principalmente dedicada a los alumnos que hoy se graduaban, recordándoles sus obligaciones y compromisos. Una frase destacó sobre todas las demás -e impresionó vivamente a este que escribe-, porque contiene una pauta de conducta ética muy necesaria hoy en nuestra sociedad: “Predicad con el ejemplo y tratad a los demás como os gustaría que os trataran a vosotros”.

Finalmente, tras entonarse el Himno de la Caballería y la dislocación de la fuerza a paso ligero, ésta desfiló por el recinto, acompañada de la Banda de Guerra.

El Director de la Academia, tras saludar a los mandos de la fuerza, declaró terminado el acto y se despidió de todos los asistentes, a los que agradeció su presencia.

Por César G.S.F.,
Administrador de este blog

Galería fotográfica de este acto

viernes, 26 de abril de 2013

EL SARGENTO, UN PILAR DEL EJÉRCITO

Mercedes Pordomingo,
es economista y alférez de la RESVOL

Durante algo más de quinientos años el Sargento ha sido el alma de los suboficiales, el espíritu que impregna de historia y tradición su manera de ser y actuar. Quinientos años desde aquel 1494 en el que los Reyes Católicos entendieron que los Ejércitos estarían huérfanos sin el filial concurso de unos hombres que sin grandes bagajes culturales moverían a las tropas españolas a través de los cinco continentes.

 La época feudal potenció la actuación de la Caballería en detrimento de la Infantería que hasta entonces había llevado el peso de la batalla. Los contingentes de Caballería se denominaban mesnadas; la agrupación temporal de varias mesnadas constituía la hueste. Cada mesnada tenía una organización en la que merece la pena destacar a los cuadrilleros por la similitud que sus misiones tenían con las que más tarde se adjudicaron a los Sargentos. Estaban encargados de la impedimenta, de la confección de las nóminas de la tropa, de la vigilancia de cautivos, enfermos y heridos, y del control del armamento y disciplina de su cuadrilla.

 En 1406 cuando Juan II sube al trono de Castilla, comienzan a vislumbrarse cambios importantes en el arte militar, el alistamiento se sujeta a normas específicas, aparece la compañía como organización básica de la infantería, la castrametación se perfecciona, la Artillería se reforma, las armas portátiles se entregan al soldado…está naciendo en suma, el nuevo arte militar de la Edad Moderna que constituyó el embrión de un magnífico Ejército que asombraría al mundo en la centuria siguiente.

 Y es en este momento cuando nace nuestro Sargento. Dicen las crónicas que los Capitanes solicitaron al Rey la creación del grado de Sargento como eslabón intermedio de enlace con la tropa. Y según las primeras disposiciones debían ser “soldados escogidos por ser aptos, hábiles, razonables, valerosos y experimentados en la milicia” a lo cual se le fue añadiendo un rosario de cometidos que le convierten en un “todo terreno” que ha sido característica fundamental de todo su devenir.



 En 1534 cuando Carlos I crea los famosos Tercios españoles, el Sargento adquiere personalidad propia y es sobre quien recaen los cometidos para el buen gobierno de la Unidad.Además cuando se crean los primeros cuatro Tercios,los de  Sicilia, Lombardía, Nápoles y Milán es cuando las misiones del Sargento aparecen por primera vez en las Ordenanzas que regulaban la organización y vida de los ejércitos.

 Sin embargo en el siguiente siglo es difícil encontrar referencias escritas sobre el Sargento. Por ello durante el siglo XVII su figura se oscurece al mismo ritmo que la fama de los Tercios y la de la misma España, que ve como su imperio empequeñece. Pero cuando un ciclo termina su recorrido comienza otro, y así en 1632 Felipe IV dicta una Real Ordenanza sobre la disciplina militar en la que se regula el ascenso de los sargentos reseñando “que no se podrán elegir Alférez ni Sargento, que no tenga las cualidades de ser diligentes y ágiles porque son el manejo y gobierno de las Compañías”.

 El rey Felipe V nos ofrece dos Ordenanzas en la primera de las cuales, de 1701, aparece el Sargento separado de los oficiales, es decir, pierde una condición que le había acompañado durante más de 200 años.

 En 1760 Carlos III crea el empleo de Sargento primero,pero sin embargo comienza a perder el valor fundamental que tuvo en los siglos anteriores y son convertidos en clase de tropa sin perspectivas de mejoras sociales y profesionales. No obstante merece la pena señalar que en 1885 se creó una Academia Especial de Sargentos en la que además de su formación profesional recibían una formación cultural para su ascenso a Oficial. Aunque este empeño se vio truncado en 1889 cuando se suprime el empleo de Sargento Primero y se declara obligatorio el ingreso previo en la Academia General a quienes pretendiesen ser oficiales. Así pues se le continúa considerando una clase de tropa al tiempo que, además de sus misiones, desempeñan las que anteriormente tenían el Sargento Primero.

 La Ley de 15 de julio de 1912 marca el comienzo de una nueva etapa en la que por primera vez se les separa, sin dejar de ser clase de tropa, de los soldados y cabos, al tiempo que se aumenta hasta tres el número de empleos. Nacen el Suboficial y el Brigada quienes junto al Sargento componen las Clases de Tropa de 2ª. Es la primera vez que se utiliza el término suboficial en la legislación militar española, aunque como empleo y no con el carácter genérico que más adelante se le dará para englobar a todos los que componen el Cuerpo. A estos empleos el legislador les asigna el cometido general de “facilitar la gestión del mando”. Poco duraron las cosas porque seis años después en el Real Decreto de Bases para la reorganización del Ejército se suprime el empleo de Brigada, lo que supuso de nuevo un paso atrás.

 Pero en 1931 se crea el Cuerpo de Suboficiales en un magnífico intento de dar un toque legal a lo que se habían ganado con creces durante los cuatrocientos años anteriores. Pero nuestro Sargento vuelve a quedarse a las puertas e incomprensiblemente se le excluye del recién creado cuerpo continuando como Clase de Tropa junto con el Cabo y los soldados de 1ª y 2ª. Pero curiosamente en el breve espacio de tres años las cosas cambian. En 1934 se publica el Reglamento y como novedad el Sargento ya pertenece al Cuerpo y en su preámbulo se señala que los suboficiales serán “auxiliares del Mando y constituirán categoría intermedia entre los oficiales y las Clases de Tropa” aunque sus misiones oscilan entre prestar estrecha colaboración con los cuadros de oficiales sin desdeñar la realización de cometidos que incumban propiamente a las clases de tropa lo que no ayudaba especialmente a clarificar su auténtica misión. 

 El 31 de mayo de 1974 se crea la Academia General Básica de Suboficiales. Un hecho de especial trascendencia ya que supone que los Suboficiales disponen de un centro de enseñanza propio, con unos objetivos claros y concretos. Dentro de un año se cumplirán cuarenta de la creación de la AGBS y miles de sargentos habrán salido de la academia leridana bajo el lema “A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR” acompasando su andar con el del ejército al que tan eficazmente sirven con lealtad, competencia y espíritu de sacrificio.

 Hoy nuestro Sargento, superadas las dificultades e incomprensiones de su dilatada historia es considerado como un militar de carrera, tienen acceso a la Real y Militar Orden de San Hermenegildo como caballeros que fueron y son, y se les reconoce como piezas fundamentales del engranaje militar.

 Mi afecto, mi respeto y mi más profunda admiración por unos hombres que son a la tropa como el timón a la nave, que sin dejar de ser parte de ella, la rige y da dirección, y han hecho de su profesión una vida de servicio y pundonor.


viernes, 8 de marzo de 2013

364 Aniversario de la Fundación del Regimiento Farnesio

Por C.G.S., Administrador de este blog

Se ha celebrado hoy, 7 de Marzo de 2013, en la Base Militar El Empecinado de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), sede del Regimiento de Caballería de Reconocimiento "Farnesio" nº 12,  el 364 aniversario de su fundación.

El tiempo no nos ha acompañado, estaba lluvioso, por lo que los solemnes actos militares han debido desarrolarse a cubierto en el pabellón polideportivo de la Base, donde ha formado una representación reducida de la Unidad, constituida principalmente por el Tercer Escuadrón de Reconocimiento, guiones de los escuadrones, escuadra de batidores, banda de guerra y una representación de los restantes escuadrones.

Han presidido los acto el General Jefe de Fuerzas Pesadas, Excmo. Sr. Don Miguel Alcañiz Comas y el Coronel Jefe del Regimiento Ilmo. Sr. Don Fernando de Prat Martí, asistiendo en calidad de invitados el Teniente General Excmo. Sr. Don Juan Amat Gutiérrez, ex-jefe del MADOC y antiguo coronel de la Unidad, así como el Director de la Academia de Caballería, General de Brigada  Excmo. Sr. Don Luis Manuel López González, y diversas autoridades civiles y militares.

Los actos se han desarrollado como ya es habitual en estas ocasiones, comenzando por la solemne incorporación a la formación del Estandarte del Regimiento, bajo los sones del Himno Nacional y vivas a España, al Ejército y la Unidad, una reseña del historial del Regimiento y sendas alocuciones del Coronel-Jefe y del General Jefe de Fuerzas Pesadas, en que se ha recordado la importante participación del Regimiento Farnesio en las misiones internacionales.

Siguió la imposición de condecoraciones, medallas del Mérito Militar y de San Hermenegildo a los militares que se han destacado  y hecho acreedores a las mismas.

Especial atención nos merece la concesión del Premio Cabo Pedro del Castillo, que por segundo año consecutivo se concede a un militar de clase de tropa que se haya destacado por su conducta ejemplar. Este premio está subvencionado por nuestra Asociación y este año ha recaído en el soldado del Tercer Escuadrón de Reconocimiento FERNANDO SANTAMARÍA COLMENERO, conductor de carro de combate Leopardo 2E.


Tras la imposición de las condecoraciones, el acto culminó con la entonación del himno del Regimiento, despedida del Estandarte y un desfile por el exterior, Avda. del Zar Nicolás II, de unas secciones de Vehículos de Exploración de Caballería (Vecs) y otros vehículos ligeros.

Finalmente se ofreció a todos un vino español.


miércoles, 6 de marzo de 2013

El deber cumplido

C.G.S. Administrador de este blog 

Esta mañana ha tenido lugar en la Academia de Caballería de Valladolid la colocación del cuadro del pintor Augusto Ferrer-Dalmau titulado "El deber cumplido" en el museo específico de la Institución. La obra representa a un jinete del laureado Regimiento Alcántara, exhausto en su caballo tras la batalla, uno de los escasos supervivientes de aquella gesta memorable...

Este cuadro ya fue donado por el Pintor a la Academia el pasado mes de diciembre, en un acto presidido por el Ministro del Interior Sr. Fernández Díaz y la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, Alicia García.

El acto de hoy ha consistido en la colocación del cuadro en el lugar que ha sido especialmente habilitado para él en el Museo de la Academia, y ha estado presidido por el Director de la misma, General de Brigada  Excmo. Sr. Don Luis Manuel López González, con asistencia del "pintor de batallas" Augusto Ferrer-Dalmau y de los mandos de la Institución castrense, que ha visto así enriquecido su museo, sumando esta obra a otras de gran valor artístico e histórico que atesora.


martes, 5 de febrero de 2013

Farnesio (1881 - 2009)

Carlos Molero,
periodista y lancero de honor de Farnesio

El trabajo de recopilación de documentos y testimonios sobre nuestro querido Regimiento que, entre todos, vamos haciendo me permiten hoy acercar a todos los "farnesianos" esta curiosa galería de fotografías con distintos posados de los oficiales de nuestro Regimiento, desde el lejano 1881 hasta prácticamente la actualidad. Hay fotos en blanco y negro y en color, es interesante comprobar la evolución de los uniformes y de la fisonomía de los jinetes con el paso del año.

Así que, ¡¡allá vamos!! Los primeros, los oficiales del Regimiento de Lanceros de Farnesio, 5º de Caballería, en 1881 en dos posados cuando el Regimiento estaba acuartelado en Burgos:



En la siguiente imagen, a continuación, de nuevo los oficiales de Lanceros de Farnesio, 5º de Caballería, al poco de inaugurarse el cuartel "Conde Ansúrez" en Valladolid. El uniforme que visten fue reglamentario entre finales del siglo XIX y el año 1909:

La siguiente fotografía debe de ser de 1910, y es el posado de los oficiales de Farnesio que se envió, como regalo, al zar Nicolás II cuando fue nombrado Coronel Honorario del Regimiento Farnesio:

Otro posado, unos años más tarde, hacia 1916 o 1918, en este caso, con el general de la Brigada de Caballería a la que pertenecía Farnesio en esa época. La fotografía se hizo con motivo de la despedida de los comandantes de Estado Mayor que aparecen sentados en la primera fila (perdón por la calidad de la imagen):


Saltamos a los años 40, fotografía de oficiales de Farnesio en "Conde Ansúrez" un día de Santiago:

También de esos años es este otro posado de los oficiales del Regimiento de Farnesio, en el mismo cuartel:


Cuadros de mando del Regimiento de Caballería Acorazado "Farnesio" 12 a finales de los años 80, cuando Lázaro Conde Monge mandaba el Regimiento:


Ahora una imagen un poco más "guerrera", de los cuadros de mando del Regimiento Farnesio, de ejercicio táctico en el campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza) en el año 2009:


Y por último, de ese mismo año 2009, los cuadros de mando del Regimiento de Caballería Ligero Acorazado "Farnesio" 12 en su acuartelamiento actual, la Base Militar "El Empecinado", en Santovenia de Pisuerga (Valladolid):


jueves, 24 de enero de 2013

EL CABO DEL CASTILLO, UN AUDAZ JINETE DEL FARNESIO

Mercedes Pordomingo,
economista y alférez de la RESVOL
    
    El valor simbólico de la bandera como signo de identidad y aglutinante de voluntades adquiere un valor capital en el combate. En medio de la batalla la bandera adquiere el máximo valor representativo y el hecho de caer en poder del enemigo, implica una fuerte carga emocional con sabor a derrota.

    En algunas ocasiones esta acción, la de arrebatar la bandera al enemigo, es fruto de un hecho individual que merece ser debidamente reconocido y recompensado, y eso fue lo que llevó a otorgar la Laureada de San Fernando, la más preciada y alta condecoración militar española, al cabo Pedro del Castillo, perteneciente al 2º Escuadrón del Regimiento de Lanceros de Farnesio.


      El 23 de enero de 1860, en el contexto de la Primera  Guerra de África, el cabo Pedro del Castillo tomaba parte en una de las batallas que jalonaron el camino de los españoles hasta Tetuán. Ese día, el enemigo atacó a las tropas españolas con la pretensión de envolver las fuerzas del Batallón de Cazadores de Cantabria que protegían la construcción del Reducto de la Estrella. En su ayuda el General O´Donnell dispuso que acudiese la caballería disponible, dos escuadrones de Farnesio, más una sección de Cazadores de Abuera y la guardia civil de la escolta del General.

     Es en este momento  en el que el cabo del Castillo entra al choque con la caballería marroquí. Su caballo cayó malherido pero al reincorporarse distingue la figura de un jinete abanderado marroquí y tras un fuerte combate cuerpo a cuerpo le arrebata la enseña, que como un preciado botín es entregado al finalizar la batalla al brigadier Romero Palomeque, que a su vez la hace llegar al general O´Donnell.

     Por este hecho de armas el cabo Pedro del Castillo es el único militar de tropa del Regimiento Farnesio que ha logrado la Laureada de San Fernando, y en su honor el Regimiento de Caballería más antiguo de España, con el fin de no olvidar su glorioso pasado ha instaurado un premio nuevo que lleva el nombre de nuestro cabo, y con el que se reconoce a los soldados del propio Regimiento que se han destacado en el cumplimiento de su deber.

     Sin duda un ejemplo y un estímulo para sus herederos, los audaces jinetes del Farnesio

jueves, 17 de enero de 2013

ASAMBLEA GENERAL DE LA ASOCIACIÓN

Asociación

VETERANOS DE CABALLERÍA DE FARNESIO


En Santovenia de Pisuerga, a 15 de enero de 2013

Estimado socio:

Los estatutos de nuestra Asociación recogen que al menos una vez al año, ha de reunirse la Asamblea General; reunión que, en consecuencia, debería celebrarse como muy tarde el pasado mes de diciembre.

Sin embargo, el relevo en la jefatura de nuestro Regimiento, que tuvo lugar el pasado 20 de diciembre, nos ha obligado a posponer la celebración de la Asamblea. Desde comienzos del mes de diciembre y hasta la toma de mando de nuestro nuevo Coronel Fernando De Prat Martí resultaba prácticamente imposible cuadrar una fecha, puesto que el relevo es un proceso bastante largo y complejo tanto para el coronel saliente como, muy especialmente, para el entrante, que ha de ponerse al día en muy poco tiempo, sobre la realidad de su Unidad.

Tampoco las fechas posteriores al 20 de diciembre eran las más indicadas, puesto que coincidían con las fiestas de Navidad, y al mismo tiempo, tenemos al Coronel De Prat recién aterrizado en el Regimiento.

Por eso, y de forma excepcional, hemos retrasado la celebración de nuestra Asamblea General al próximo viernes 25 de enero, a las 11:00 en primera convocatoria, y las 11:30 horas en segunda convocatoria.

La Asamblea General tendrá lugar en la Base Militar El Empecinado, sede del Regimiento Farnesio. Se ruega la máxima puntualidad: conviene estar en el el acceso a la Base antes de las 11 horas.

El Orden del día de la Asamblea es el siguiente:
  • Informe de la actividad anual, por parte del presidente
  • Estado de las cuentas
  • Replanteamiento del cobro de las cuotas de socios
  • Creación de secciones de Regimientos Villaviciosa, Almansa y Santiago
  • Ruegos y preguntas. 

Por cuestiones de seguridad para el acceso a la Base Militar, es necesario confirmar la asistencia con la mayor antelación posible, y en caso de ir en coche, la marca, modelo y matrícula del mismo. Asimismo, existe la posibilidad de comer ese dia en el comedor del Regimiento. Quien estuviese interesado en esta opción también debería comunicárnoslo. El importe del menú será a cuenta de cada asociado.

*Para confirmar la asistencia, hay que mandar un e-mail a la mayor brevedad a la siguiente dirección: info.veteranosdefarnesio@gmail.com  haciendo constar:
  • a) Nombre y apellidos
  • b) Número del D.N.I.
  • c) En caso de ir en vehículo propio, marca, modelo y la matrícula del mismo.
  • d) Manifestar si está interesado en comer en el comedor del Regimiento, abonando en tal caso a su cargo el importe del menú.

Sin otro particular, recibe un afectuoso saludo,                          

Juan Luis Gómez Oñoro
Presidente de la Asociación de Veteranos de Farnesio

Temas del blog:

12 de Octubre (3) Academia de Caballería (13) Academia General Básica de Suboficiales (6) Academia General Militar (4) Afganistán (14) Alcalde de Móstoles (1) Amar (2) Amigos del Camino Español de los Tercios (2) Ángel Tornel Yáñez (1) Aniversario (8) Annual (3) Arma de Caballería (17) arriado de la Bandera (1) Artillería (1) Arturo Prat Chacón (1) asamblea ordinaria (4) Asarta (4) Asasve (1) Asociación (10) Asociación Retógenes (2) ASPFOR (1) Avilés (1) Bailén (5) Banda de Guerra (2) Base Militar El Empecinado (7) Batalla de Villaviciosa (2) boina verde (1) Bosnia (1) Brigada Paracaidista (2) Brihuega (2) BRILAT (4) BRILEG (2) BRIMZ (1) Caballería Tradicional Chilena (1) Cabezón de Pisuerga (2) Cabo Arancha López Muñiz (1) Cáceres (1) Cádiz (2) caídos (6) Capitán Germán Segura García (1) carga (1) Cariñena (1) Carlos Molero (3) Carmona Silvestre (1) carrera (1) Carro Leopardo 2E (1) carros de combate (2) Carta a un militar español (1) cascos azules (9) CEFOT (2) chambergo (1) Charoska (1) Chile (3) Círculo de amigos de las FAS (5) clarines (2) Comandante Julio Benítez (1) comienzo de curso (1) condecoraciones (3) Conmemoración (1) Consejo Superior del Ejército (1) Coronel Blanco Areán (2) Coronel Fernando de Prat Martí (1) Coronel Lorenzo y Ponce de León (5) Coronel Martínez Delgado (6) Coronel Truchuelo (4) Cristo de la Buena Muerte (2) Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo (1) Cruz Laureada de San Fernando (4) cuartel Conde Ansúrez (1) Cultura de defensa (14) customización (1) Defensa (1) denominación (1) Desastre (1) Desfile (1) destacamento de El Pinar (1) Día de las Fuerzas Armadas 2011 (1) Día de las Fuerzas Armadas 2012 (7) Día de las Fuerzas Armadas 2013 (1) Diwaniyah (1) Dos de Mayo de 1808 (1) Dupont (1) Dupré (1) Ejército de Tierra (4) Ejército del Aire (2) Ejército francés (1) El honor (1) elecciones 2010 (1) entrega de despachos (3) Episodios Nacionales (1) Españoles en el Rif (1) Espíritu jinete (1) Estandarte (4) estandarte Farnesio Lanceros 1849 1851 (1) Felicitaciones navideñas (1) Feria de Muestras de Valladolid (1) Fernando VI (1) Ferrer-Dalmau (15) Fiesta Nacional (3) FINUL (11) Francisco Cornet (1) Fuerza Terrestre (1) Fuerzas armadas (4) Fuerzas Pesadas (1) Fundación (2) Galdós (1) GCR VII (6) General Castaños (2) General Reding (2) GRECO (1) Guardia Civil (3) Guerra Convención Francia (2) Guerra de África (3) Guerra de la Independencia (2) Guerra de Sucesión (1) Guerra del Pacífico (1) héroes (6) Historia (4) Hizbulá (1) Hungría (1) Húsares (1) inauguración de curso (1) Infantería (1) Iraq (1) Irutzun (1) ISAF (3) Isla de Alborán (1) Israel (1) Jaén (3) JEMAD (1) Jinetes de Farnesio (1) José Cusachs (2) José Miguel Carrera Verdugo (2) Junta Directiva (1) Jura de Bandera (6) La Legión (7) lancero de honor (1) lancero vigoroso (1) lanceros de Farnesio (3) Líbano (12) Libia (1) Lusitania 8 (1) madelmanía (1) Málaga (2) Maniobras (1) marchas (2) Marchas de revista (1) Melilla (1) miniaturismo (1) Ministra de Defensa (1) Ministro de Defensa (3) misiones en el extranjero (21) Monsanto (1) mujer en las FAS (1) Multinational Hussar Patrol (1) Muqtada Al-Sadr (1) museo (1) Museo del Ejército (1) Música militar (3) Navidad (4) ONU (10) Operación Prestige (1) opinión (4) OTAN (2) Palacio de Capitanía General de Barcelona (1) Palacio Real de Valladolid (3) Pascua Militar (4) Patrón de la Caballería (4) Pedro del Castillo (4) Pedro Morenés Eulate (2) Pérez-Reverte (2) Pinar de Antequera (1) premio Pedro del Castillo (3) Premios Ejército (1) presidente del Gobierno (2) Primo de Rivera (1) puntos de marcha (1) Regimiento de Alcántara (5) Regimiento de Infantería Soria nº 9 (1) Regimiento Farnesio (45) Relevo en el mando (1) Renedo (2) Reserva Voluntaria Honorífica (1) Restrepo (1) Revista inspección (1) S.M. El Rey (2) Santiago Apóstol (6) Santovenia (1) sargentos (1) Seguridad (1) Semana de las Fuerzas Armadas 2013 (2) Semana Santa (1) Sevilla (1) Silvestre (1) simulador Leopardo 2 Indra (1) soldado Carmona (1) soldados españoles (14) suboficiales (1) Subteniente Ángel Ortega (1) Tercios de Flandes (1) timbales (1) Tolosa (1) UNPROFOR (1) Utrera (1) Valladolid (16) Viator (1) Villaviciosa 14 (2) Villaviciosa de Tajuña (1) Zayas (1)