martes, 30 de octubre de 2012

Un curioso estandarte del Regimiento Farnesio

Son varios los estandartes del Regimiento Farnesio que pueden contemplarse en la sala histórica del Regimiento, entre ellos éste de la época republicana. Las franjas rojas y amarilla junto con el escudo de la II República nos indican que nos encontramos ante un estandarte del bando nacional confeccionado a comienzos de la Guerra Civil, posterior a finales de agosto de 1936 y anterior a febrero de 1938, fecha en la que el bando nacional adopta como escudo el que adorna el águila de San Juan.




Sin embargo, los detalles del estandarte tienen su misterio. Veamos por qué.  El 18 de junio de 1931 el Regimiento Farnesio se fusiona con el de Cazadores de Talavera, para convertirse en el Regimiento de Cazadores de Farnesio, 5º de Caballería. Más tarde, a finales de abril de 1936, una nueva Orden cambia la denominación para convertirlo en Regimiento de Caballería Farnesio número 10.

De hecho, en el boletín oficial del Ministerio de la Guerra del 30 de abril de 1936, puede leerse, entre otros, la publicación del capitán Balbino de la Vega Gutiérrez,  del Regimiento Cazadores Farnesio, 5º de Caballería, destinado con carácter voluntario al Centro de Movilización y Reserva número 1. Y sin embargo, al día siguiente, 1 de mayo, en la misma publicación ya aparece nuestro Regimiento como Caballería Farnesio, num. 10

Por lo tanto, lo lógico es que en este estandarte que se conserva en el Regimiento, debería figura la leyenda Regimiento Caballería Farnesio num. 10 en lugar de la que se ve, de Cazadores 5º de Caballería. Más aún, de la observación del estandarte no se deduce que la franja superior roja haya sido bordada sobre la morada republicana, práctica ésta que se hizo habitual durante la contienda para distinguir a las unidades de ambos bandos.

domingo, 28 de octubre de 2012

Homenaje en Cádiz al prócer chileno Carrera Verdugo, veterano del Regimiento Farnesio

27 de Octubre de 2012: Cádiz, Chile y nuestra Asociación rinden homenaje al prócer chileno José Miguel Carrera Verdugo

Fuentes: "Diario Bahía de Cádiz" y "El Baluarte de Cádiz" 


"El Embajador de Chile en España, Sergio Romero, y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, fueron los encargados de llevar a cabo el descubrimiento del busto del prócer chileno José Miguel Carrera Verdugo, que a partir de hoy mirará hacia su país “desde el Balcón de las Américas”, desde la Alameda Apodaca. El acto contó con numeroso público que se congregó en las inmediaciones del busto.

Tras el izado de las banderas nacionales tomó la palabra Juan Luis Gómez Oñoro, Presidente de la Asociación de veteranos del Regimiento Farnesio (*), unidad a la que perteneció el prócer chileno. “Hoy honramos a un veterano de nuestro Regimiento que formó en filas de éste hace 200 años y participó en 30 guerras. Derramó su sangre por España y recaló herido en Cádiz, desde donde partió hacia Chile”. Asimismo, en el acto intervino la directora del Instituto de Estudios Históricos ‘José Miguel Carrera’, Ana María Ried Undurruaga, que repasó la vida del prócer del que destacó, además de una marcada vocación militar, el hecho de que creó el primer periódico ‘La Aurora de Chile’, que después sería ‘La República’, así como el primer hospital militar o la primera bandera.

El Embajador de Chile y la Alcaldesa de la Ciudad en el acto del Homenaje al Prócer chileno. Foto Diario Bahía de Cádiz

Por su parte, el Embajador de Chile agradeció el “cariño, la acogida y la hermandad de Cádiz con la República de Chile”. Citó a Neruda que resumía la obra de Carrera como “dijiste libertad antes que nadie”, tanto es así que lo describió como el “gran luchador de la libertad, que trajo aprendida de Cádiz”. Un homenaje “merecido puesto que Carrera también impulsó el primer texto constitucional chileno”.

Mientras tanto, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, la alcaldesa de Cádiz agradeció el empeño de las instituciones chilenas y de la propia Asociación de Veteranos de Farnesio (*) por homenajear a Carrera. “Hoy nos miramos igual que antes, orgullosos de nuestras soberanías nacionales y celosos de una historia común”. Martínez espera que Cádiz siga siendo ese lugar de encuentro y se sigan consolidando esos lazos de confraternidad. Para ello, confía en que “todos tengamos el mismo vigor y esfuerzo que dedicó Carrera a su causa”.

El busto ha sido realizado por un descendiente del prócer, Marcelo Olavarría Valdés."

Añadimos que la formación de marinos que se observa en la primera fotografía, corresponde a la dotación del buque escuela de la Armada Chilena "Esmeralda", similar a nuestro "Juan Sebastián Elcano", fondeado estos días en la  Bahía de Cádiz y que participa en los actos del bicentenario.

Queremos destacar especialmente la asistencia del Coronel de la Caballeria de Chile D. José Miguel Carrasco Silva, amigo nuestro, representando en los actos  al "Regimiento Tradicional de Caballeria bindada Coronel Santiago Bueras Avaria".



(*) Nos hemos permitido corregir un error importante que contenía esta reseña, ya que denominaba a nuestra entidad como "orden", en lugar de Asociación que es, confundiendo además a la Asociación con el Regimiento Farnesio.

viernes, 26 de octubre de 2012

CABEZÓN DE PISUERGA TESTIGO DE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

Dentro del contexto de la Guerra de la Independencia Española, en Cabezón de Pisuerga, el pueblo limítrofe con la Base "El Empecinado" en la que se encuentra nuestro Regimiento "Farnesio", así como el GRECO "Santiago"VII de la BRILAT y la AALOG 61,  acaecieron dos batallas que merecen un recuerdo en nuestra memoria colectiva.

Puente de Cabezón de Pisuerga
Una inexplicable y funesta maniobra del general García de la Cuesta junto al puente de la localidad motivó la primera gran derrota ante las tropas francesas, el 12 de junio de 1808.

Todo arrancó a principios de junio de 1808, cuando la práctica totalidad de las provincias castellanas y leonesas se sublevó contra las tropas francesas y puso en marcha su particular Junta de Armamento y Defensa para alistar a la población entre 17 y 40 años.

El general Bessières, a quien Napoleón había encomendado el mando para mantener la seguridad en la ruta Madrid-Francia, había establecido su cuartel en Burgos y quedó francamente sorprendido por este levantamiento de Valladolid, al que se unia dos días más tarde una proclama de la Junta pucelana en la que se tildaba a Napoleón de "enemigo universal del hombre, orgulloso, cruel, pérfido, ambicioso", asegurando que "derramaremos hasta la última gota de sangre, resistiendo este dominio".

Nada más conocer el suceso, Bessières dió orden a las tropas de Merle, enviadas a Santander, de que retrocedieran y acudieran al encuentro del general Lasalle, quien, al frente de cuatro batallones de infantería y una nutrida caballería, salió de Burgos el día 5 en dirección a Valladolid.

Entretanto, los vallisoletanos habían dado paso a la recluta forzosa y hacían frente a la escasez de armas y la escasísima preparación de los elementos civiles. El ejército de Castilla la Vieja, comandado por Cuesta, sumó cerca de 5000 hombres, la mayoría civiles que en su vida habían manejado una arma, es decir, estaban mal armados y peor entrenados. Entre ellos figuraba una tal Juan Martín Díez, que en breve saltará a primera plana del conflicto con el seudónimo de "El Empecinado".

Mientras esto ocurría, las tropas galas saqueaban Torquemada, pasaban por Palencia y en Dueñas se unían las tropas de Lasalle y Merle, unos 6000 soldados de infantería, 800 jinetes y 14 piezas de artillería que se dirigieron hacia Valladolid.. Un día antes, García de la Cuesta, sabedor de la amenaza inmediata, había decidido sacar las tropas de la ciudad. Para ahorrar sufrimientos a la población capitalina, preparó el fatal encuentro en un paraje situado a 15 Km, en las cercanías de la localidad de Cabezón de Pisuerga.

Y allí, a campo abierto, con la caballería destacada y al raso y con la escasa artillería pésimamente colocada,   se desplegó una errática estrategia para hacer frente a unas tropas mucho mejor preparadas y que casi doblaban en número a los españolas. De modo que las fuerzas galas apenas tuvieron que realizar esfuerzo extra alguno. Dos cargas de caballería, acompañadas del bombardeo de los cañones, fueron suficientes para romper las líneas vallisoletanas.

Y con el desastre de Cabezón, el miedo entró en Valladolid, sobre todo al conocer la inminente entrada de una parte de los vencedores. Cuando lo hicieron "victoriosos y soberbios" según las crónicas, el obispo Vicente Soto y Valcarce envió un oficio a Merle implorando piedad para con la ciudad.

Cuatro años después de esta derrota y en el curso de la misma guerra, la de la Independencia, Cabezón de Pisuerga se vio de nuevo inmersa en acción bélica protagonizada por las tropas españolas y sus aliados ingleses.

Entre los días 24 y 29 de octubre de 1812, llegaron a Cabezón más de 100.000 soldados; los franceses desde el lado derecho para intentar pasar el´río y tomar Valladolid y por el otro lado el ejército aliado formado por tropas inglesas y alemanas junto al ejército español situados en el lado izquierdo del río, en la ladera de la montaña, en el mirador del puente y en las bodegas.

El 27 de octubre de 1812, las tropas españolas del ejército de Galicia y los guerrilleros de don Julián Sánchez "El Charro", que operaba bajo el mando del general inglés Wellington, resistieron durante dos largos días los envites franceses que querían invadir Cabezón para avanzar hacia Valladolid. El general inglés ordenó volar el tercer arco del puente para impedir el paso del ejército francés que se vió obligado a descender por la orilla contraria del Pisuerga para cruzar a Valladolid por su Puente Mayor.

Su esfuerzo  no cambió el curso de la guerra, pero su dura resistencia es un episodio más de tantos que sembraron España de dolor, sufrimiento y héroes anónimos, y que en esta ocasión al celebrar su bicentenario, nos brinda la oportunidad de homenajear a nuestro conciudadanos que como en tantas ocasiones y lugares nos dieron una lección de lealtad y sacrificio.


jueves, 18 de octubre de 2012

Homenaje en Cádiz a José Miguel Carrera Verdugo, primer general en jefe del Ejército Chileno y veterano de Farnesio

General don José Miguel Carrera Verdugo
En el marco de los actos del bicentenario de la Constitución de Cádiz va a tener lugar en dicha ciudad, el próximo día 27 de Octubre de 2012, un acto de homenaje a José Miguel Carrera Verdugo, primer General en Jefe del Ejército Chileno. Se da la circunstancia de que José Miguel Carrera perteneció durante un tiempo a nuestro Regimiento Farnesio, con la graduación de "teniente ayudante", un empleo semejante al de un actual teniente de plana mayor. Se trata, por tanto, para nosotros, de un ilustre veterano de Farnesio.

José Miguel Carrera participa en las campañas de nuestra Guerra de Independencia contra el ejército de Napoleón de 1809 y principios de 1810, participando en más de 20 hechos de armas. Con Farnesio y al mando de su sección participa de forma destacada en la toma de Mora, en la persecución de Almonacid, en la batalla de Consuegra, donde Farnesio, de nuevo junto a Borbón, carga con éxito contra los dragones franceses. Otra vez Ciudad Real y luego Valdepeñas y Linares, donde muere el Coronel de Farnesio D. José Manso. El 23 de Marzo tiene lugar el combate de Los Yébenes, donde Farnesio junto a jinetes del Regimiento España carga contra un regimiento de lanceros polacos, (aquellos que fueron elogiados por Napoleón en Somosierra), al que deshace totalmente haciendo muchos prisioneros. De vuelta a Ciudad Real el día 28 de Marzo, Farnesio interviene en la acción de Miguelturra, donde ya sin la participación de Carrera, el Regimiento impide que los franceses envuelvan al Ejército. Vilches y de nuevo Bailen son los próximos lugares donde Farnesio acude. En Bailen se lleva a cabo la reorganización del Regimiento con la llegada desde su Remonta, que permanece en Sevilla desde Julio del pasado año reclutando hombres y caballos, de los nuevos escuadrones 3º y 4º. Farnesio cuenta entonces con 500 caballos. Con toda probabilidad termina por entonces o pocos días antes, a causa de la prevista reorganización, la estancia de Carrera en el Regimiento Farnesio.


Biografía de don José Miguel Carrera Verdugo

jueves, 11 de octubre de 2012

viernes, 5 de octubre de 2012

LA CABALLERÍA AL COMPÁS DE LA HISTORIA DE ESPAÑA


En la historia de la Caballería española hay tres ciclos, tres tiempos decisivos, concordantes con los grandes ciclos de la historia.

El primero es el de la vieja Caballería celtíbera que combatió por su independencia frente a Roma, el de la lejana Caballería visigoda, que pudo crear esa unión de todas las tierras ibéricas en un solo poder político, asentado en Toledo. Es la Edad Antigua del Arma, el pasado difuso, del que quedaron restos marginales que escasamente permiten discernir los hombres del conjunto de los sucesos que fueron teniendo lugar. La Caballería recibe de la Edad Antigua el caballo y su jinete. Es un primer paso trascendente pero solo un primer paso.

El segundo es el correspondiente a nuestra Caballería medieval, la caballería de los cristianos y los árabes mezclados. La Caballería instrumento preciso y precioso de una larga lucha para mantenerse en el suelo en que se había nacido, en el caso de los musulmanes españoles, o para reconquistar el territorio perdido en el caso de los cristianos. Es la Edad Media del Arma, el pasado en el que comienzan a dibujarse figuras concretas y hazañas significativas, es el tiempo del Cid y de los condes de Castilla, el tiempo de Almanzor y de los poderosos emires cordobeses; el tiempo de las grandes  Órdenes de Caballería que tan decisivamente contribuyeron a la reconquista de todo el territorio peninsular.

La batalla de Toro había demostrado la importancia de la infantería defendiendo el terreno, pero también se había constatado la utilidad de los hombres a caballo, montados a la jineta, armados a la ligera. Estos jinetes ligeros habían sido capaces de atraer sobre sí el grueso de la pesada caballería portuguesa y hacerla caer en una emboscada sangrienta, en la que los infantes escondidos, remataron el ataque.

 A raíz de la terminación de este conflicto (1479), y con estas ideas se fue estructurando poco a poco una serie de compañías de cien hombres, de los que ochenta eran hombres de armas, o lo que es igual, caballería de línea o pesada, y veinte jinetes ligeros. En 1493 se da forma legal a estas organizaciones de caballería que fueron el origen del ejército permanente en España.   

El tercer ciclo es de la Caballería en la Edad Moderna, la que hizo posible el Imperio español sobre el mundo, la que combatió en Bailén, garrochistas populares y jinetes de la vieja escuela, y en las huestes guerrilleras de don Julián Sánchez y el cura Merino. La que se dejó el pellejo en las Amézcoas y en el Maestrazgo; la que soportó el zarpazo de Cuba y Filipinas, el amargo fruto de Annual y la pacificación de Marrruecos; la eterna Caballería que combatió en el Puerto del Pico y en la conquista de Teruel y en el Alfambra, y se sacrificó en el Jarama y en el Ebro.  La Caballería  que exige un puesto de honor en nuestro ejército actual con los medios que la técnica puede darle para continuar sus más de dos mil años de servicio, a sus hombres y a sus tierras.

La Caballería española, en su historia, recorre un largo camino de continuos cambios, de prolongada búsqueda, para ser mejor a la hora de la verdad.

Y para seguir siendo Caballería, para poder llegar antes, llegar con fuerza y seguir eficaz, exige los más rápidos y contundentes medios  de guerra, potentes carros de combate, vehículos rápidos de reconocimiento y helicópteros hábiles en ver y contundentes en atacar.

Estos son los medios actuales que pueden permitir que una pequeña fracción del ejército sea lo que ha sido la vieja Caballería: impulso, audacia y sacrificio.

La orgánica actual de la Fuerza Terrestre  coloca a la Caballería como parte integrante de las Fuerzas Pesadas y de las Fuerzas Ligeras.

Dentro de las Fuerzas Pesadas y dependiendo directamente de su Cuartel General está el  RCR  “Farnesio 12” y  encuadrada también en Fuerzas Pesada está la BRC “ Castillejos II” constituida por:
       

·        el RCLAC  “Pavía 4”    
·        el RCLAC “Lusitania 8”  y
·        el RCLAC “España 11”.


Dentro de las Fuerzas Ligeras están  el GRECO “Reyes Católicos” perteneciente a la Brigada de Infantería Ligera "Alfonso XIII" II de la Legión, y el GRECO "Santiago VII" perteneciente a la BRILAT "Galicia" 7


Además el RCAC “Alcántara 10” de Melilla, y el RCAC “Montesa 3” de Ceuta,
dependientes de sus respectivas  Comandancias Generales completan la actual distribución de la Caballería en España. 

Pero si hay algo común a la Caballería desde sus albores hasta su más moderna concepción son los valores que animaron a nuestros antepasados: el espíritu de sacrificio, la acometividad, la bravura, el amor a la vida y el desprecio a la muerte, sus auténticas señas de identidad

martes, 2 de octubre de 2012

La última Laureada

Ayer, 1 de octubre, Su Majestad el Rey imponía al estandarte del Regimiento de Caballería "Alcántara" 10 la corbata de la Orden de San Fernando para reconocer -con 91 años de retraso- la gesta heroica de ese Regimiento durante el "Desastre de Annual". La ceremonia concluía con una parada del Regimiento por la calle Bailén de Madrid, acompañado por las enseñas de aquellas Unidades que ostentan la misma condecoración. En primera fila, portado por una de las tenientes de nuestro Regimiento, desfilaba el estandarte que los veteranos de Farnesio donamos al Regimiento en 2011.



Pero, ¿qué corbatas de San Fernando luce nuestro estandarte? Se trata, en realidad, de una novedad, nacida de la reorganización efectuada en el año 2002, por la cual el Regimiento de Caballería Ligero Acorazado "Farnesio" 12 pasaba a custodiar los historiales de los regimientos que se fundían en él: Santiago 1, Almansa 5 y Villaviciosa 14.

De éste último, procede una de las cuatro Laureadas colectivas que ostenta el estandarte de Farnesio, la que le fue concedida al Regimiento Villaviciosa por su intervención en la sublevación conocida como "La Vicalvarada" en 1856.

Las otras corbatas de la Orden de San Fernando fueron recogidas al heredar el historial del Regimiento de Caballería "Santiago" 1, el cual a su vez, custodiaba desde 1943 el del disuelto Regimiento de Húsares de la Princesa, que era el que originalmente se había hecho merecedor de tan altas recompensas.

Fue durante la I Guerra Carlista, entre 1833 y 1840, cuando el recién creado Regimiento de Húsares de la Princesa Isabel María Luisa consiguió con su bizarro comportamiento las tres corbatas, por las cargas dadas en la toma de Orduña (1836), en Villarrobledo (1836) y Peñacerrada (1838).

Temas del blog:

12 de Octubre (3) Academia de Caballería (13) Academia General Básica de Suboficiales (6) Academia General Militar (4) Afganistán (14) Alcalde de Móstoles (1) Amar (2) Amigos del Camino Español de los Tercios (2) Ángel Tornel Yáñez (1) Aniversario (8) Annual (3) Arma de Caballería (17) arriado de la Bandera (1) Artillería (1) Arturo Prat Chacón (1) asamblea ordinaria (4) Asarta (4) Asasve (1) Asociación (10) Asociación Retógenes (2) ASPFOR (1) Avilés (1) Bailén (5) Banda de Guerra (2) Base Militar El Empecinado (7) Batalla de Villaviciosa (2) boina verde (1) Bosnia (1) Brigada Paracaidista (2) Brihuega (2) BRILAT (4) BRILEG (2) BRIMZ (1) Caballería Tradicional Chilena (1) Cabezón de Pisuerga (2) Cabo Arancha López Muñiz (1) Cáceres (1) Cádiz (2) caídos (6) Capitán Germán Segura García (1) carga (1) Cariñena (1) Carlos Molero (3) Carmona Silvestre (1) carrera (1) Carro Leopardo 2E (1) carros de combate (2) Carta a un militar español (1) cascos azules (9) CEFOT (2) chambergo (1) Charoska (1) Chile (3) Círculo de amigos de las FAS (5) clarines (2) Comandante Julio Benítez (1) comienzo de curso (1) condecoraciones (3) Conmemoración (1) Consejo Superior del Ejército (1) Coronel Blanco Areán (2) Coronel Fernando de Prat Martí (1) Coronel Lorenzo y Ponce de León (5) Coronel Martínez Delgado (6) Coronel Truchuelo (4) Cristo de la Buena Muerte (2) Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo (1) Cruz Laureada de San Fernando (4) cuartel Conde Ansúrez (1) Cultura de defensa (14) customización (1) Defensa (1) denominación (1) Desastre (1) Desfile (1) destacamento de El Pinar (1) Día de las Fuerzas Armadas 2011 (1) Día de las Fuerzas Armadas 2012 (7) Día de las Fuerzas Armadas 2013 (1) Diwaniyah (1) Dos de Mayo de 1808 (1) Dupont (1) Dupré (1) Ejército de Tierra (4) Ejército del Aire (2) Ejército francés (1) El honor (1) elecciones 2010 (1) entrega de despachos (3) Episodios Nacionales (1) Españoles en el Rif (1) Espíritu jinete (1) Estandarte (4) estandarte Farnesio Lanceros 1849 1851 (1) Felicitaciones navideñas (1) Feria de Muestras de Valladolid (1) Fernando VI (1) Ferrer-Dalmau (15) Fiesta Nacional (3) FINUL (11) Francisco Cornet (1) Fuerza Terrestre (1) Fuerzas armadas (4) Fuerzas Pesadas (1) Fundación (2) Galdós (1) GCR VII (6) General Castaños (2) General Reding (2) GRECO (1) Guardia Civil (3) Guerra Convención Francia (2) Guerra de África (3) Guerra de la Independencia (2) Guerra de Sucesión (1) Guerra del Pacífico (1) héroes (6) Historia (4) Hizbulá (1) Hungría (1) Húsares (1) inauguración de curso (1) Infantería (1) Iraq (1) Irutzun (1) ISAF (3) Isla de Alborán (1) Israel (1) Jaén (3) JEMAD (1) Jinetes de Farnesio (1) José Cusachs (2) José Miguel Carrera Verdugo (2) Junta Directiva (1) Jura de Bandera (6) La Legión (7) lancero de honor (1) lancero vigoroso (1) lanceros de Farnesio (3) Líbano (12) Libia (1) Lusitania 8 (1) madelmanía (1) Málaga (2) Maniobras (1) marchas (2) Marchas de revista (1) Melilla (1) miniaturismo (1) Ministra de Defensa (1) Ministro de Defensa (3) misiones en el extranjero (21) Monsanto (1) mujer en las FAS (1) Multinational Hussar Patrol (1) Muqtada Al-Sadr (1) museo (1) Museo del Ejército (1) Música militar (3) Navidad (4) ONU (10) Operación Prestige (1) opinión (4) OTAN (2) Palacio de Capitanía General de Barcelona (1) Palacio Real de Valladolid (3) Pascua Militar (4) Patrón de la Caballería (4) Pedro del Castillo (4) Pedro Morenés Eulate (2) Pérez-Reverte (2) Pinar de Antequera (1) premio Pedro del Castillo (3) Premios Ejército (1) presidente del Gobierno (2) Primo de Rivera (1) puntos de marcha (1) Regimiento de Alcántara (5) Regimiento de Infantería Soria nº 9 (1) Regimiento Farnesio (45) Relevo en el mando (1) Renedo (2) Reserva Voluntaria Honorífica (1) Restrepo (1) Revista inspección (1) S.M. El Rey (2) Santiago Apóstol (6) Santovenia (1) sargentos (1) Seguridad (1) Semana de las Fuerzas Armadas 2013 (2) Semana Santa (1) Sevilla (1) Silvestre (1) simulador Leopardo 2 Indra (1) soldado Carmona (1) soldados españoles (14) suboficiales (1) Subteniente Ángel Ortega (1) Tercios de Flandes (1) timbales (1) Tolosa (1) UNPROFOR (1) Utrera (1) Valladolid (16) Viator (1) Villaviciosa 14 (2) Villaviciosa de Tajuña (1) Zayas (1)